Cuando decida menú en las comidas de empresa.....


Menos es mas. Su mesa no será mas importante y cegadora porque quieran colocar todos los adornitos que tengan diseminados por las mesitas de su recepción. Si tienen un centro de flores plástico cementerio que sea discretito y que no tenga polvo (comprita despistada)




 Resulta que han aprobado la celebración de una comida en su empresa porque hay que insistirle a fulanito de que mantenga su dinerito con ustedes y que si puede... lo aumente un poco...o que quieren "conseguir" un cliente que les hará mas felices de lo que ya están y deben ofrecer su mejor cara, que mejor que invitar a una comida  en su terreno! Hasta aquí todo es muy publicitario y no deja de ser un incentivo para que me llamen (ohhh) pero les cuento cosas a resolver y que si no tienen mucha idea, se pueden convertir en un desastre el día de autos.

1.- Acepten consejos (en este caso mios) aunque  su jefe y anfitrión se empeñe en lo contrario. Si usted, querido lector, es el mandamás, aplíqueselo directamente.

Ejemplo: podríamos ofrecer una mariscada!
Respuesta: Nooooo!!!
Solamente pensar el destrozo y los sorbetones de las cabezas de los bichos por parte de los comensales, se me abren las carnes.
Evite que sus invitados se vean envueltos en situaciones que requieren de cierta intimidad para llevarlas a cabo decentemente. Por otra parte piense que los ejecutivos van vestidos con cierta elegancia...ese olorcillo en las manos a gambita....

Ejemplo: y un wok con verduras y fideos de arroz?
Respuesta: Nooooo!!!
No encargue comida "dificil", que se tenga que enrrollar en el tenedor y que tenga cierta tendencia a salpicones (por ejemplo salsas muy claritas).

Pad Thai con pasas y cacahuetes. Lo hago super pero no aconsejable para comidas de CEOS en un consejo de administración (a no ser que sean amiguetes)




 2.- Piensen en la siguiente regla:
Comida rica y no excesivamente complicada + buen ambiente  = predisposición al buen rollo
Lo explico:
2.1.- Comida rica y no excesivamente complicada: mi terreno, ya me encargaría de sugerir lo mas apropiado y que el menú fuese posible de terminar en las instalaciones de su empresa : hay lugares que, en este sentido, sólo están dotados de una mini cocina, o que sólo disponen de microondas, o que no tienen nada....Por favor, no encarguen un asado de cordero si se trata de este último lugar. Pero hay buenas noticias: hay posibilidades de triunfar en cualquier situación, ya ven, cuestión de experienciay de mas cosas que dejaré para otro post,
2.2.- Buen ambiente :preparen el terreno pero no atosiguen. Tengan en cuenta que un futuro cliente agobiado en su comida tendrá unas ganas horribles de marcharse y tendrá la idea de lo pesaditos que son y además, luego no preguntarán de qué cátering se trata o cocinero....total, que a mi tambien se me va una oportunidad de tener mas clientes
2.3.- Predisposición al buen rollo:  yo te vendo, tu me compras, yo te renuevo el contrato, tu me haces un descuentillo...y al final quedais a comer otro día para poner los puntos sobre las ies y vaya! que me llamais otra vez!!!

Esta es la foto de un pequeño break que hice hace un par de años. Sencillito y eficaz.


3.- Vida fácil.
No encargue su evento, en este caso, una comida de empresa, con la palabra "complicación" en la mente.
Piense en los invitados y en la empresa. Todo ha de tener cierta armonia. Si su empresa se dedica a las últimas tecnologías ofrezca elaboraciones en consonancia (quizás el momento riñones al Jerez habría que dejarlo aparcado, y tampoco sé hacerlos las verdad, a mi es que la casqueria me asusta...) pero unas croquetillas de curry de pollo no les diria que no!!! (de aperitivo eh?)

Croquetas de pollo al curry. Ya sé que no se ve el relleno, pero creanme, son de lo que digo. estas, en concreto, muy ricas. Otros inventos que metí en masa de croquetas no salieron tan bien.

Asegurese de que contacta con su cátering o profesional de la cocina con la antelación debida. El estres que usted pueda tener no es justo que lo traspase de bando. No hay nada mas desagradable que cocinar para salir del paso porque no da tiempo. A mi me gusta dar de comer y no echar de comer.

Y por ahora nada mas que esto va camino de convertirse en el Antiguo testamento y no es plan...
CONTINUARÁ....

Timbal de langostinos y aguacates con vinagreta de olivas negras. La verdad es que lo llevo mucho a comidas de empresa. Lo llevo ya hecho y refrigerado y tan sólo hay que emplatarlo.

Entradas populares